La asistencia extrahospitalaria es una pasión para quienes se dedican a ella. El Transporte Sanitario No Urgente (TSNU) permite, por ejemplo, acompañar a los pacientes a tratamientos continuados (como diálisis), hacer transportes interhospitalarios o altas de pacientes. El TSNU acomete igualmente traslados de elevada complejidad. En las últimas semanas, por ejemplo, el de un neonato con una patología muy grave, desde Santiago de Compostela a Madrid, ha puesto de manifiesto la importancia del trabajo en equipo en el que interviene el TSNU.

Yeimi Rincón es una de las profesionales de HTGROUP que ha hecho posible esta actuación. Ella es TES desde 2018 y, desde entonces, ha prestado su servicio en Galicia. Cuenta con una sonrisa que “desde pequeña, siempre he querido trabajar en una ambulancia, aunque no tengo muy claro cómo empezó esta vocación”. Antes de iniciar su formación como Técnica de Emergencias Sanitarias (TES), hizo varios cursos en atención extrahospitalaria y fue voluntaria en una ONG. Actualmente, presta sus servicios en el TSNU de Galicia y nos cuenta su experiencia en este traslado.

Los pacientes pediátricos siempre son complejos. Este quizá ha tenido una dificultad añadida.

En este caso se trataba de un bebé de dos días que había nacido con una insuficiencia respiratoria severa. Este tipo de patologías pueden tratarse en lugares muy específicos de nuestro país. Por eso se activó el servicio: para llevar al bebé desde Santiago de Compostela hasta el Hospital 12 de Octubre de Madrid. Para este traslado era necesario enviar a dos dotaciones a Madrid: una para traer al personal médico a Santiago y la otra, para trasladar también la aparatología necesaria en este tipo de casos. Posteriormente, desde Santiago, otras dos dotaciones (una UVI móvil y una del TSNU) debían volver a Madrid con el bebé, el personal médico y la aparatología para su tratamiento.

¿Cómo fue la activación del servicio?

El responsable de zona de mi base me llamó el sábado por la noche indicándome el servicio que íbamos a iniciar al día siguiente. Me explicó en qué consistía y cuáles eran las premisas básicas. En primer lugar, se trataba de un servicio interterritorial: entre Madrid y Santiago. En segundo lugar, íbamos a trasladar a personal médico del 12 de Octubre, al bebé en un estado de salud muy grave y la aparatología que le podía salvar la vida (ECMO: un soporte extracorpóreo con membrana de oxigenación extracorpórea). En tercer lugar, se trataba de un trabajo multidisciplinar: además de todos los profesionales indicados y el equipo de coordinación, también iba a intervenir la Guardia Civil para escoltarnos y darnos soporte ante cualquier dificultad.

De Santiago a Madrid fuimos dos ambulancias: la UVI móvil, con el bebé y el personal médico. Y mi dotación del TSNU: con el oxígeno, parte del personal médico y la aparatología médica.

Alejandro Teixeira, uno de los profesionales que hizo el traslado del personal médico de Madrid hasta Santiago.

¿Qué es lo que has aprendido de este servicio?

Este tipo de servicios ponen de manifiesto la importancia de la coordinación y la comunicación. Aunque los más visibles fuésemos los profesionales que hicimos el traslado, participaron muchas personas que hicieron posible el éxito al finalizar el servicio. Hay personas que sirven a la ciudadanía desde posiciones como, por ejemplo, coordinación: son menos visibles, pero igual de imprescindibles. En muchas ocasiones, debemos interactuar con muchas personas de diferentes centros de salud, hospitales, departamentos, áreas, cuerpos de seguridad… Cada uno de ellos tiene un papel clave que requiere de excelencia en coordinación y comunicación.

En conclusión, he podido ver que tenemos la suerte de trabajar con grandes profesionales. Tenemos una gran resiliencia: nos adaptamos rápido a las adversidades. También he podido constatar que tenemos una gran capacidad de trabajar en equipo con personas de diferentes disciplinas y cuerpos de seguridad.

¿Qué ha sido lo más difícil de este servicio?

A nivel profesional, debemos mantener la cabeza fría en todo momento. Es un servicio complejo en su totalidad: subir la camilla con la aparatología es una dificultad añadida, que se suma a las dificultades que habitualmente podemos encontrar en nuestra profesión. Además, debes mantener un contacto constante con la otra dotación para darle asistencia ante cualquier necesidad. También debes tener en cuenta al resto de profesionales que van a intervenir y mantenerte alerta para garantizar una reacción rápida ante cualquier dificultad.

¿Y a nivel personal?

Todos los servicios tienen una parte emocional: trasladamos a personas frágiles. Afortunadamente, muchas veces se trata de servicios que terminan bien para el paciente. En este caso, cuando lo recuerdo… Se te encoge el corazón: porque cuando salías de Santiago con destino a Madrid, habías dejado a una madre con lágrimas en los ojos. Sabes que siempre debes hacer tu trabajo bien. En esta ocasión, la experiencia es también nueva.

Los que nos dedicamos a la atención extrahospitalaria, somos personas con vocación: tratamos a cada paciente como si fuese de nuestra familia porque sentimos pasión por lo que hacemos en nuestro día a día.

¿Qué le dirías al equipo que ha participado en este servicio?

Gracias. Gracias a todos los que hacéis que estos traslados sean posibles: sois muchos los que tenéis un papel fundamental, los que sois piezas clave del puzle. Desde la persona que ha empezado a diseñar el ECMO hasta los que lo han fabricado, pasando por el personal médico que hizo posible el nacimiento y el que vino hasta Santiago. Sin olvidar a los coordinadores, a los responsables de cada una de las unidades y a las personas que mantienen las estaciones de servicio abiertas para que podamos repostar en viajes largos.

Enhorabuena a todos por vuestra profesionalidad, por vuestra actitud, por vuestra capacidad de comunicar la información adecuada en el momento adecuado.

También debo dar las gracias por la confianza. Y por dejarme sentir la emoción y la intensidad de este servicio. Y por permitirme aprender cada día.

Y, por supuesto, les recordaría que estamos esperando que nos llamen para traer al bebé de vuelta a Santiago de Compostela.

Desde HTGROUP agradecemos la colaboración a:

  • Complejo Hospitalario Universitario de Santiago
  • Hospital 12 Octubre de Madrid.
  • Fuerzas del Orden Público (Guardia Civil)
  • Y a todos los profesionales del TSNU del área sanitaria de Santiago-Barbanza.

Pin It on Pinterest

Share This

We are using cookies on our website

Please confirm, if you accept our tracking cookies. You can also decline the tracking, so you can continue to visit our website without any data sent to third party services.