Lars Serra es un veterano Técnico en Emergencias Sanitarias (TES) de Transport Sanitari de Catalunya (TSC), de HTGroup, en la base asistencial del Centro Hospitalario de Manresa, pero también es músico. En los momentos más duros de la pandemia, cuando el miedo, la consternación y la incertidumbre se imponían, Lars compuso una canción optimista, “Sortirem”, que invita a estar unidos y a compartir las vivencias, con un mensaje muy claro: somos luz y la esperanza nos dice que debemos seguir adelante, que todo irá bien.

Grabada íntegramente en catalán, “Sortirem” se sostiene sobre un mensaje inspirador en el contexto de una situación de incertidumbre como la que hemos vivido. Como explica Lars, quien lleva 20 años como técnico sanitario (desde los 19), “la vida nos ha dejado un espacio, una oportunidad para hacer las cosas que no podíamos hacer antes. Al mismo tiempo, toda una red sanitaria nos ha cubierto las espaldas: muchos de ellos, jugándose la vida desinteresadamente. Ha habido tensiones, desesperaciones, llantos y miedo, pero también ha habido momentos de luz. Muchos pacientes han visto el sol y se han reencontrado con los suyos.”

EL PROCESO DE CREACIÓN, según Lars Serra

La chispa inicial

Todo empezó en los días de más crisis y vorágine. Las calles estaban en silencio, los cantos de pájaros al fin se escuchaban, pero, en algún momento inesperado, se eclipsaban por el sonido de alguna ambulancia a toda prisa hacia el hospital. Recibí una llamada con la propuesta de musicalizar los vídeos testimoniales de trabajadores y compañeros técnicos en emergencias. Acepté con los ojos cerrados. Me puse manos a la obra en seguida, en mi habitación-estudio.

Mezclando los colores

Partiendo de la guitarra y de jugar un rato con los acordes, salió una rueda de acordes típica de canción de pop: lo bastante alegre para conseguir mi objetivo. Una vez construida la estructura de la canción, con los acordes para los versos y para el estribillo, el siguiente paso fue elaborar la letra. La letra salía sola mientras iba tocando e iba pensando en la situación actual. Solamente cambié alguna frase que no me cuadraba en métrica. Pero salió casi tal cual.

Pasados unos días, me puse a grabarla con mi ordenador y mi teclado. Elegí un tempo adecuado y, pista por pista, empecé por una base melódica con la guitarra, después el bajo, la batería y, poco a poco, iba sumando pistas. Así le daba cada vez más color a la canción con algún sintetizador. Lo último que grabé fueron las voces y los coros e hice la mezcla de todos los sonidos.

Los retoques

Cuando ya tuve la canción elaborada, solo faltaba darle un toque de magia con un mastering y darle un sonido más producido y ecualizado. Así fue como decidí mandarle la canción a un compañero que tiene estudio de grabación en Manresa. Después de su filtro y su producción final, cambió alguna cosa inicial de la canción, como el sonido de la batería y algún cambio de sonido en las guitarras eléctricas. El resultado fue Sortirem.

Más información en el dossier, pulsando AQUÍ.

Pin It on Pinterest

Share This

Aceptar Política de Cookies

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestra web, también para generar estadísticas de usuarios utilizando Google Analytics. Por favor, consulte nuestra Declaración de Privacidad para más información. Si sigues utilizando este sitio asumiremos que estás de acuerdo.